VOLVER

CALZADOS CORREA

Calzados hechos a mano de Buenos Aires, desde 1955


La tradición de una familia dedicada a la
confección artesanal de Calzados de alta calidad.


Desde su fundación en el año 1955 en Buenos Aires, Calzados Correa ha sido un pilar de la industria del calzado artesanal en Argentina. Esta empresa familiar de tercera generación ha mantenido una tradición arraigada en la fabricación a mano de piezas de calzado de la más alta calidad.

Lo que distingue a Correa de otras marcas es el enfoque artesanal y el amor por el oficio que sus expertos artesanos transmiten en cada atención y en cada par de zapatos que crean. Estos maestros artesanos han perfeccionado sus habilidades a lo largo de las décadas, convirtiéndolos en verdaderos profesionales en la materia.

La clave del éxito radica en la selección cuidadosa de los mejores cueros de Argentina, combinado con el servicio de atención. Estos cueros, reconocidos por su calidad y durabilidad, garantizan que los zapatos fabricados por Calzados Correa sean piezas de alta gama y de larga duración. Cada detalle, desde el corte y la costura hasta el acabado final, es meticulosamente llevado a cabo por los artesanos de la empresa, asegurando así un producto final de máxima excelencia.

En Calzados Correa, los clientes tienen la oportunidad de elegir entre una amplia variedad de modelos, desde los listos para vestir (Ready To Wear) hasta los personalizados (Made To Order) y los exclusivos (Bespoke). Esta gama de opciones permite que cada cliente encuentre el par de zapatos perfecto que se ajuste a su estilo y preferencias individuales. La personalización es uno de los aspectos destacados de la zapatería. Los clientes pueden participar directamente con los artesanos para adaptar los zapatos según sus gustos y necesidades, ya sea eligiendo el tipo de cuero, el color, el diseño o incluso agregando detalles especiales.

A lo largo de los años, han forjado una reputación sólida y una base de clientes leales, quienes aprecian la artesanía excepcional y la atención al detalle que caracterizan a cada par de zapatos que sale de su taller. La pasión y el compromiso de esta empresa familiar se reflejan en la calidad de sus calzados, y los coloca como una de las zapaterías artesanales más reconocidas de Argentina.

Don Félix Correa

FUNDADOR

Nacido en Corrientes, vino con su familia a probar suerte a Buenos Aires. Se alquilaron una casa en una pensión y, en 1940, la madre de Félix padre tuvo la visión de recomendarlo y dejarlo en un taller de zapatería del barrio. Allí, los grandes maestros italianos y españoles le enseñaron el oficio. Tuvo su primer local en Gascón al 900, en sociedad con otro zapatero de apellido Petta. La firma era Petta y Correa, y se dedicaban más que nada a la compostura del calzado. Pero el don de Correa pronto creció. Se separaron y, en 1955, abrió la zapatería en su local de Mario Bravo. Empezó bien de abajo, muy seguro del producto que hacía. Juntaba cuatro o cinco pares y los llevaba a las grandes tiendas del centro para mostrarlos y levantar pedidos. Pronto tuvo éxito. Para 1960, Calzados Correa ya era una zapatería de prestigio.


Félix A. Correa

DIRECTOR GENERAL - MAESTRO ZAPATERO

Félix Correa, hijo del fundador, está a cargo del negocio familiar. Se crió desde niño jugando en los pasillos de la zapatería la cual hoy en día se encuentra a su cargo. Comenzó a trabajar a los 18 años, colaborando con tareas generales, como organizar y etiquetar las cajas de los modelos, barrido y atención al cliente. Fue aprendiendo el oficio a través de las enseñanzas de los maestros zapateros de Correa para convertirse el también en uno. Su visión generó una revolución positiva en lo que hoy en dia Correa representa, manteniendo el lineamiento éstetico de la zapateria intacto, pero a su vez sumando nuevas formas de concebir el calzado.


Hector Pelizoli

DIRECTOR DE PRODUCCIÓN - MAESTRO ZAPATERO

Yerno de Felix A. Correa (padre), aprendió el oficio del maestro. Tenía 16 años cuando entró de cadete y hoy en día sabe todos los secretos. Es la voz de la experiencia, pero eso no es casualidad, sino el resultado del amor por el oficio que el ejerce. Su carisma y dedicación, lo convirtieron en un referente de las futuras generaciones de Correa. Para Hector la relación con el cliente es un pilar fundamental que tiene la misma importancia que el producto que queremos ofrecer, ya que según él, Correa es familia y los clientes son parte de ella.

"DEJAN HUELLAS" - ENTREVISTA CON TELENOCHE (CANAL 13)